Background

FACTORING PARA EMPRESAS Y PYMES

El factoring para empresas es un mecanismo para financiarse y para tener servicios añadidos de suma importa muy conocido y utilizado por las grandes empresas, pero es un instrumento destacadamente infrautilizado por las pequeñas y medianas empresas y es una verdadera lástima, ya que las ventajas del factoring para pymes son bien claras.

¿Quieres saber más sobre nuestros préstamos?

INFÓRMATE

Comprendiendo el factoring para empresas

Dicho de forma muy sencilla se puede decir que el factoring para empresas es la posibilidad de poder cobrar facturas que se tengan pendientes de cobro de forma anticipada gracias a los servicios que se ofrecen por parte de empresas como Kontactalia Finance. Pudiendo además, y tal y como se verá en líneas posteriores, contar con servicios añadidos asociados a esas ventajas.

El factoring para pymes consiste en ceder aquellas facturas que se tengan pendientes de cobrar de clientes a una entidad determinada (Kontactalia Finance, etc.) para que esta empresa, o a través de esta empresa, anticipe el cobro de las facturas correspondientes.

Dicho lo anterior, resulta entonces claro y notorio que el factoring para empresas es una herramienta de financiación de primer nivel a disposición de las empresas. Unas empresas que, tal y como se decía, hace ya años que las que tienen un gran tamaño utilizan estos sistemas, pero las pequeñas desde  épocas más recientes vienen descubriendo las grandes ventajas y bondades del factoring para pymes. Esto ha provocado que en la actualidad exista una gran eclosión y consolidación de soluciones para poder financiarse mediante esta opción de anticipo del cobro de factoras.

factoring para pymes
factoring para empresas

Servicios asociados al factoring de empresas

Si bien, el factoring para pymes es un instrumento ideal para obtener de forma anticipada el cobro de las facturas pendientes de cobro, y con ello financiar el funcionamiento de la empresa, eliminando en la práctica el cobro a crédito a los clientes, también cabe decir que el factoring para empresas es, o puede ser, mucho más que eso.

Y el factoring para pymes puede ser mucho más que eso pues además de permitir cobrar anticipadamente el cobro de facturas pendientes de pago por parte de clientes de la empresa, también puede permitir que la empresa que presta los servicios de factoring ofrezca otros servicios asociados.

Dichos servicios asociados pueden ser tales como por ejemplo realizar todas las gestiones de cobro lo que conlleva la externalización de esta labor para la empresa con el consiguiente ahorro de costes y recursos para la compañía, la disposición de informes comerciales y financieros  de primer nivel para valorar y evaluar el riesgo de los clientes.

Finalmente, debe destacarse que no todos los factoring para empresa son idénticos, por ello es muy importante asesorarse bien antes de contratar un servicio de este tipo. Las diferencias más comunes suelen ser las siguientes:

  • Distintos tipos de interés por las cantidades financiadas
  • Distintos niveles de aceptación de facturas de clientes según su nivel crediticio
  • Distintas formas de articular el factoring para pymes en sí mismo

Ventajas y desventajas del factoring para pymes

De modo que, visto todo lo anterior, puede verse que el factoring para empresas tiene una dimensión doble: la de la financiación de la compañía y la de poder disponer de un abanico de servicios tal y como ya se viene mencionado.

Dicho así, puede parecer que todo son parabienes en el factoring para pymes, y sin duda es una de las mejores opciones para poder financiarse anticipadamente y eliminar de facto el problema de la venta a crédito a los clientes, pero sin duda también, en general, como todo en la vida, y como cualquier operación financiera en particular, el factoring para empresas tiene sus ventajas y desventajas y conviene conocerlas en detalle para poder decidir con pleno conocimiento de causa.

Dentro de las diferentes formas de articular el factoring para empresas el aspecto más destacado y relevante se encuentra en si el mismo se articula sin o con recurso. En el primero de los supuestos, en el supuesto del factoring para pymes sin recurso en el caso de que el cedido (el cliente) incurre en impago de la factura del cedente quien asume el riesgo del impago es la empresa factor, es decir, de quien se ha hecho cargo del cobro de las facturas. En caso contrario, en el supuesto del factoring para empresas con recurso si el cliente impaga el riesgo lo asume la empresa cedente.

factoring para pymes
factoring para empresas

Conociendo las principales fortalezas y debilidades del factoring para empresas

Las ventajas del factoring para pymes son claras y ya se han venido destacando y detallando en su mayoría en párrafos anteriores de este mismo artículo, pero recapitulando y de forma esquemática se podrían resumir en las siguientes:

  • Capacidad de financiarse. El factoring para empresas es un buen instrumento de financiación
  • Eliminar de facto las ventas a crédito
  • Poder disfrutar de servicios adicionales a la anticipación de los cobros. Destacada es la opción de poder externalizar el cobro de las facturas y la posibilidad de disponer de mayor inteligencia financiera y comercial conociendo de forma más detallada el riesgo concreto de cada uno de los clientes
  • Poder eliminar el riesgo de cambio en las facturas celebradas en monedas foráneas

Por supuesto, del mismo modo que existen ventajas, también pueden existir desventajas en el factoring para empresas, las más destacadas pueden ser:

  • El tener que soportar intereses por financiarse. En realidad, esto no es nada diferente a lo que sucede con cualquier otra forma de financiación, pero se deberá prestar atención a las condiciones que se ofrecen pues puede resultar sensiblemente más caro que otras alternativas, si bien puede suponer idóneo asumirlo por su simplicidad y automatismo en la obtención de los cobros anticipados
  • Los límites en la aceptación de determinadas facturas de determinados clientes que pueda imponer la compañía que va a realizar el factoring para empresas (denominada factor)
  • Los límites que puedan imponer algunos clientes en los contratos con la empresa para evitar que sus facturas puedan ser cedidas a la empresa factor.

Background






Llámenos
Contáctenos