Muchas personas buscan aumentar sus ingresos realizando pequeñas inversiones financiera. Sin embargo en ocasiones la falta de conocimiento hace que caigan en un chiringuito financiero. Este tipo de negocios, con una buena presencia en internet, termina por acabar con los ahorros de muchos ciudadanos.

Según los datos obtenidos por medio de. Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI) durante el primer semestre de 2016:

  • El 70.4 por ciento de la población tuvo algún tipo de problema de seguridad informática.
  • El 64.1 por ciento de ese 70 un 64.1 por ciento sufrió algún tipo de fraude. Los medios por los cuales se accedió a ellos fue:
    • En un 65 por ciento a través de una invitación a visitar una web sospechosa.
    • Eu 12.9 por ciento estos clientes fueron defraudados al acceder a páginas web falsas de comercios, entidades bancarias, etcétera.

Desde Financiación para Empresas queremos enseñarte cómo distinguir un chiringuito financiero para que no te veas afectado por este tipo de estafas.

Trucos para distinguir un chiringuito financiero

Truco 1. Saber qué es exactamente este tipo de negocio

Muchas personas confunden los chiringuitos financieros con el phishing. Sin embargo, aunque los dos conducen a estafas, funcionan de manera muy distinta.

  • Los chiringuitos financieros son empresas, que en ocasiones disponen de oficinas físicas pero que carecen del permiso de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para poder operar como inversores en nuestro país.
  • El phising suele ser una estafa mucho más directa. EN estos casos se accede a través de páginas web falsas por medio de las cuales se pretende sonsacar información privada al estafado. Lo normal es intentar hacerse con los números de la tarjeta de crédito, con firmas electrónicas, con claves de acceso o con datos personales.

Truco 2. Comprobar si disponen de permiso de la CNMV para poder operar

Lo mejor antes de decantarte por una u otra empresa para invertir tus ahorros o parte de ellos, es consultar en la CNMV si se trata de una empresa que puede operar como inversor financiero. También se puede consultar al Banco de España o a la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, si se trata de un seguro.

Pero sobre todo hemos de hacer caso a nuestro sentido común. No es posible que nos ofrezcan grandes intereses a cambio de poco riesgo. En ocasiones el producto puede ser legal pero el nivel de riesgo es demasiado alto para nuestro perfil inversor. Es necesario tener una buena educación financiera para poder valorar este tipo de situaciones sin dificultad.

Truco 3. Se suele acceder a ellos por medio de banners publicitarios o llamadas telefónicas

La característica principal que ya ha de ponernos sobreaviso es el modo en el que contactan con el futuro cliente. Por norma general lo hacen por medio de una llamada telefónica no solicitada o bien cuando el usuario clica sobre un banner publicitario. Esto redirige al usuario a una web falsa.

Truco 4. Desconfía de las entidades financieras desconocidas que te ofrecen grandes beneficios en muy poco tiempo

Por norma general un chiringuito financiero atrae la atención del usuario con sus grandes posibilidades económicas. Estas webs se encargan de hacer pensar al ciudadano que obtendrá pingües beneficios en muy poco tiempo. Por norma general ofrecen una rentabilidad mucho más alta que las entidades financieras tradicionales o las más conocidas.

Estas empresas se presentan a sí mismas como asesores de inversión con grandes conocimientos del mercado financiero. Siempre ofrecen grandes rentabilidades a cambio de un mínimo riesgo.