En ocasiones, una vez ponemos en marcha nuestro propio negocio, no surge la necesidad de obtener financiación para nuestras empresas a corto plazo. En estos casos muchas veces no conocemos los modelos que existen y que otorgan liquidez de forma rápida para poder hacer frente a los pagos y permitir, o bien que nuestra empresa despegue, o bien que podamos superar un bache económico temporal, o quizá que seamos capaces de aprovechar una oportunidad de negocio que hay que coger al vuelo y no podemos esperar para hacernos con ella.

Si eres un autónomo que se enfrenta a esta situación o tu empresa precisa de un método fiable para obtener liquidez rápidamente, no te preocupes, en este artículo vamos a enseñarte algunas de las fórmulas de financiación a corto plazo más interesantes a las que puedes acceder sin problemas. Veamos cuáles son:

Descuento de pagarés

A raíz de la aparición de la crisis en el año 2008, cada vez ha sido más habitual utilizar los pagarés como método de pago. Los pagarés son unos documentos que obligan al suscriptor del mismo a abonar la cantidad determinada en dicho documento al beneficiario o tenedor, en un periodo de tiempo determinado. El tenedor, por su parte, se compromete a prestar un servicio o dar un bien a cambio de esa cantidad que se abonará a través del pagaré. Uno de los principales problemas de este sistema, es que el tenedor del pagaré no puede cobrarlo hasta que llega la fecha de vencimiento indicada. No obstante, existe un método de conseguir financiación rápida que muchas empresas y autónomos desconocen: el descuento de pagarés. En estos casos entregamos los pagarés a una entidad financiera que se encargará de adelantarte el dinero a cambio. Por explicarlo de una forma sencilla, lo que haces es vender tu pagaré a cambio de liquidez en una fecha anterior a la que marca el vencimiento. A día de hoy los descuentos de pagaré se han convertido en un método de pago muy común, por lo que ha dado lugar a la aparición de entidades crediticias, consultorías y otro tipo de intermediarios que se encargan de dar este servicio a las empresas o autónomos.

¿En qué puede beneficiarte un descuento de pagarés?

Su ventaja es clara: vendemos el pagaré para obtener liquidez antes del plazo establecido en dicho documento. La desventaja de este sistema es también clara: la empresa que se encarga de comprar este producto te lo comprara a un precio inferior al indicado en el documento para obtener un beneficio a cambio de su dinero inmediato y de correr el riesgo de que, una vez llegado el plazo, el emisor del pagaré no cumpla con lo pactado y abone el dinero.

Para poder utilizar un descuento de pagarés sólo necesitas presentar la factura y el pagaré asociado a la entidad financiera o empresa que se va a encargar de comprarlo. A continuación se establece un acuerdo legal entre ambas partes y se efectúa el descuento del pagaré.

Entre las empresas dedicadas a este tipo de procesos, las más conocidas a día de hoy son Famisa, Corfisa o Gedesco entre otras.

¿Dispones de un vehículo? En ese caso, dispones de un aval

Este tipo de soluciones son una manera ideal de obtener financiación para empresas, ya sean pequeños negocios o autónomos. Si requieres de liquidez inmediata siempre puedes utilizar tu coche como aval para obtener dinero a cambio. Una vez hayas devuelto todo el importe prestado + los intereses que te marquen por él, podrás recuperar de nuevo tu vehículo. ¡Así de fácil!