La semana pasada comenzamos un post sobre la manera de obtener financiación para empresas de nueva creación. Cada vez es más común que las startups obtengan financiación de métodos menos convencionales, como por ejemplo el capital privado, pero existen muchas maneras de obtener una financiación adecuada para nuestros proyectos. La semana pasada hablamos de la posibilidad de obtener algún tipo de subvención estatal para nuestras nuevas empresas, o la alternativa de utilizar fondos propios para lograr este tipo de financiación. Hablamos de la posible salida a Bolsa, de contar con la ayuda de socios e inversores o con la colaboración de fondos de capital de riesgo. Queremos cerrar este artículo hablando de una última posibilidad: la financiación para empresas de nueva creación utilizando una concesión externa de créditos. Veámoslo con más detenimiento.

Financiación para empresas de nueva creación a través de créditos externos

La obtención de créditos externos para financiar nuestras empresas emergentes, se puede obtener de tres maneras principalmente:

  • A través de la Banca Pública. Si eres un emprendedor y quieres financiar tu nuevo proyecto empresarial, puedes hacerlo a través de los distintos créditos ofrecidos por el ICO (Instituto de Crédito Oficial) o la ENISA, la Empresa Nacional de Innovación. Además de estas ayudas, puedes obtener otras tantas, como las ayudas al fomento de la innovación o las ayudas a la inversión.
  • A través de la Banca Privada. Se trata de la manera más tradicional de obtener financiación para empresas. Aunque durante los últimos años muchos bancos han decido no aprobar créditos ni ningún tipo de préstamos para financiar empresas de nueva creación por encontrarse en un punto del proceso que convertían la acción en un capital de riesgo, motivo por el cual las inversiones de capital privado han crecido tanto durante los últimos años, sobre todo en los últimos 4. A pesar de ello, a día de hoy la banca privada vuelve a tener cierto interés en las startups y uno de sus principales objetivos consiste en otorgar créditos a nuevas empresas, descuentos comerciales o abrir una línea de crédito.
  • A través de nuevas plataformas de financiación. Los nuevos modelos de financiación son cada vez un modo más común de obtener liquidez para empresas emergentes. Hace unos años que la falta de concesión de créditos por parte de las entidades financieras ha ayudado, y mucho, al crecimiento de estas nuevas plataformas y sistemas entre las que destacan principalmente:
    • Crowdlending. Este tipo de movimiento se basa en la financiación entre iguales. Usuarios privados, ya sean empresas o particulares, invierten parte de su capital en financiar a empresas de nueva creación en condiciones de igualdad para ambas partes.
    • Crowdfunding. Se trata de una cooperación colectiva llevada a cabo por muchas personas en las que crea una red de contactos con las que financiar una iniciativa o proyecto a cambio de diferentes tipos de recompensas.
    • Sociedades de garantía recíproca. Las sociedades de garantía recíproca se encargan de avalar las operaciones necesarias para financiar de empresas de nueva creación. Algunas de estas sociedades de garantía recíproca cuentan, además, con convenios con estas sociedades y que sirven para avalar a las nuevas empresas ante potenciales inversores que pueden ofrecer el crédito o liquidez necesaria para que la empresa continúe con su proceso de expansión y crecimiento.