¿Estás pensando en abrir un negocio? ¿Necesitas liquidez? En ese caso es probable que hayas comenzado a mirar diferentes préstamos para negocios y poder hacer realidad tu sueño empresarial. Hoy en día existen muchas ayudas y subvenciones para autónomos además de préstamos sin aval para abrir un negocio. ¿Te gustaría saber más al respecto? Pues en este artículo te lo contamos todo. Desde las cuestiones que tienes que hacerte antes de pedir un préstamo hasta los que pueden resultar interesantes. ¡Vamos a ello!

Cómo conseguir préstamos para negocios

Conseguir un préstamo para negocios puede ser algo complicado si no se tienen en cuenta ciertas cuestiones. Piensa que la situación económica de tu empresa (o la tuya si todavía no las has creado) debe de ser holgada para que las entidades te ofrezcan crédito. En caso contrario será prácticamente imposible acceder a financiación sin aval.

Por ello hay ciertas cuestiones que debes de plantearte antes de comenzar a buscar créditos para negocios. Las principales son las siguientes:

Préstamos sin aval para abrir un negocio

Cuestiones principales a resolver antes de solicitar un crédito para tu negocio

  • Experiencia de los socios fundadores. Tanto si estás tú solo como acompañado de otros emprendedores tanto las entidades de crédito y los préstamos entre particulares se interesarán por vuestra experiencia en el sector. Sobre todo si estáis solicitando capital para poner en marcha una idea. Si los socios o fundado tienen experiencia previa con resultados positivos demostrados, la concesión del crédito será mucho más ágil. ¿Por qué es así? Porque a mayor conocimiento sobre el sector menor es el riesgo que asume el prestamista en la operación.
  • ¿Negocio físico o por internet? Aunque puedas creer que los negocios físicos tienen una financiación más complicada puesto que hay que añadir una ubicación estratégica, no tiene por qué ser así. Los negocios por internet también tienen su dificultad y la necesidad de asumir unos costes muy reales para llamar la atención de los futuros clientes. En este último caso lo que ahorras en localización lo gastas en marketing.
  • Tener un plan de negocios bien estructurado. Está claro que la idea es vital para poder empezar tu andadura profesional. Sin embargo sin un buen plan de negocios difícilmente los posibles prestamistas te podrán tomar en serio. Piensa que en el plan de negocio no solo tiene que aparecer la idea, sino también el organigrama, y la estructura financiera y económica de la empresa. Hemos de tener previstos los gastos, de dónde sacaremos los ingresos, etcétera. Esta información es vital para que los prestamistas nos tomen en serio. Además de esta estructura económica también contaremos con la estructura a nivel humano. Es importante tener en cuenta qué perfiles vamos a necesitar contratar para que nuestro proyecto salga adelante. Una cuestión que muchos nuevos negocios parecen olvidar.
  • Conocer nuestra ventaja competitiva. Además de conocerla hay que aprender a venderla y que otros la valoren.

¿Dónde puedo pedir estos préstamos para negocios?

Bien, ya sabemos qué cuestiones hemos de tener claras y bien presentadas para que nos resulte más fácil conseguir un crédito. Por tanto ahora es el momento de saber dónde conseguir este tipo de préstamos. Veamos algunas opciones interesantes.

La Línea Jóvenes para Emprendedores

El mundo es de los emprendedores, pero sobre todo si son jóvenes. Si tienes menos de 40 años y has decidido que es el momento de dar un paso adelante y crear tu propia compañía, esta es tu mejor opción. Para solicitar estas Línea Jóvenes para Emprendedores tu propuesta empresarial no debe de tener una antigüedad superior a los 24 meses. Es decir, dos años. Además el proyecto que presentas y por el cual requieres de capital debe de tener algún elemento innovador para que te concedan el capital.

En total puedes optar a 75.000 € con una carencia nada inestimable de seis meses y cuatro años para devolver el dinero en cómodas mensualidades.

Para obtener esta línea de crédito hay que cumplir algún requisito más. Por ejemplo:

  • Que la empresa o negocio se sitúe en territorio nacional.
  • Que la autofinanciación para poner en marcha la empresa sea mayor del 15 %.
  • Que el capital sirva para adquirir activos ya sean circulantes o fijos.

Líneas de crédito ICO

Las líneas de crédito ICO son una de las opciones más interesantes para emprendedores y medianas empresas. Con ellas podemos lograr unos intereses y condiciones mucho más atractivos que los que ofrecen los bancos. Además carecen de la necesidad de contar con un aval.

Existen varias líneas de crédito abiertas en función del tipo de negocio que se tenga. Puedes consultar más sobre este tipo de financiación en nuestro artículo ¿Qué son las líneas ICO?

Línea Emprendedores

Esta línea de crédito es la apuesta perfecta para aquellos emprendedores que todavía no han dado vida a su negocio. Si todavía no has creado tu negocio no lo dudes y recurre a estas líneas de crédito. En total puedes conseguir entre 75.000 € y 300.000 € de financiación.

Al igual que sucede con cualquier otro tipo de préstamo será necesario que cumplas ciertos requisitos para que te lo concedan. Por ejemplo que tu negocio suponga la mejora de algún tipo de producto, servicio o proceso que ya exista.

Cómo solicitar un préstamo para negocios

Si estás interesado en solicitar un préstamo para abrir tu negocio o para dar liquidez a tu negocio actual, desde Financia-T podemos conseguirte liquidez con tan sólo la garantía de una propiedad en el caso de que no tengas ningún aval o un perfil adecuado para solicitar un crédito bancario. Contacta con nosotros y te haremos una propuesta detallada para tu nuevo préstamo para negocios.