Background

LEASING PARA EMPRESAS Y PYMES

El leasing para empresas es una de las modalidades más en auge para la adquisición de vehículos, bienes de equipo, inmuebles y otro tipo de elementos. Esta modalidad permite la adquisición de todos estos elementos sin tener que desembolsar su coste completo. Una modalidad que tiene sus particularidades y conviene conocer.

¿Quieres saber más sobre nuestros préstamos?

INFÓRMATE

Los orígenes de leasing para pymes

En muchas ocasiones, cuando se habla del leasing para pymes se tiene interiorizado que en realidad este tipo de operaciones financieras está planteado sólo para los vehículos y que está planteado para empresas de gran tamaño, y ello no puede resultar más alejado de la realidad.

Cierto es que el leasing para empresas tuvo su origen esencialmente en las operaciones de adquisición de vehículos para empresas, y cierto es también que en un principio este tipo de operaciones estaban más vinculadas a empresas de un considerable tamaño, pero en los tiempos actuales esa ya no es para nada la realidad vigente.

El leasing para empresas se ha desarrollado enormemente en los últimos años, se ha consolidado y tanto su abanico de opciones como su alcance es enorme. En la actualidad con el leasing para empresas se puede desde adquirir un vehículo hasta adquirir unas nuevas dependencias para la empresa, pasando por supuesto por el equipamiento informático de la empresa o la maquinaría de fabricación por poner sólo unos ejemplos.

Además, el acceso a este tipo de operación financiera se ha democratizado, las opciones se han  adaptado a empresas de todo tipo, tamaño y sector, y es posible encontrar tanto pequeñas opciones de leasing para pymes como encontrar paquetes de leasing para empresas muy elevados y complejos.

leasing para pymes
leasing para empresas

Diferencias entre renting y leasing para empresas

Sin duda alguna, un gran número de empresas ha descubierto las ventajas y bondades del leasing para empresas y su importancia no ha parado de crecer en los últimos lustros. Pero a pesar de este gran desarrollo y consolidación en el tejido empresarial aún existen algunos puntos de desconocimiento, o mejor dicho de confusión con algunos aspectos del leasing para pymes. Siendo uno de los asuntos de error o confusión más importantes el relacionado en la mezcla de conceptos entre el leasing para empresas y el renting para empresas.

Para muchas personas el concepto de leasing y el de renting son análogos, iguales, plenamente equivalentes, y ello no es así. Cierto es que el leasing para empresas y el renting para empresas puede decirse que son primos/hermanos con grandes parecidos entre sí y con muchos aspectos en común, pero cierto es también que este cierto parecido no les iguala ni hace que técnicamente sean iguales.

Así, y expresado de un modo muy resumido y coloquial, puede decirse que mientras el renting está planteado cómo un mero alquiler a largo plazo en el cual se pagan unas determinadas cuotas durante un determinado plazo de tiempo y que el pago de esas cuotas da derecho al disfrute del bien mientras dura el contrato y a un conjunto de servicios incorporados (mantenimiento, impuestos incluidos, etc.), y que a la finalización del contrato el bien se retorna y punto (y sin perjuicio de que, aun y no siendo el objeto principal del renting, pueda prolongarse el contrato con un vehículo nuevo, adquirir el que ya se venía disfrutando abonando una determinada cantidad económica, etc.) en el supuesto del leasing para empresas es distinto.

En el supuesto del leasing para pymes de entrada el objeto de la operación es adquirir un bien para finalmente adquirirlo en propiedad. Se articula también con el pago de unas cuotas durante un determinado periodo de tiempo y al final se paga una determinada cantidad para hacerse con la propiedad del bien. Dicho de otro modo, equivale más a un alquiler con opción de compra, y normalmente esta opción no incluye la gama de servicios adicionales incluidos (mantenimiento, etc.) que sí que incluye el renting.


Ventajas del leasing para pymes

Tanto el leasing para empresas como el renting comportan numerosas ventajas para las empresas: la primera y más esencial es la posibilidad de poder disfrutar del bien o bienes sin tener que invertir tantos recursos propios que pueden quedar libres para otros menesteres.

Otras grandes ventajas se encuentran en la contabilidad y fiscalidad de este tipo de operaciones. Dicho también de modo resumido, puede decirse que una de las grandes ventajas fiscales del leasing para pymes es que se puede ir desgravando el IVA de los pagos que se realicen, y en relación a la contabilidad uno de los aspectos más reseñables es que se puede realizar la amortización acelerada de la operación.

Además de estas importantes ventajas fiscales y contables, no debe olvidarse que la misma opción de financiar la opción, así como la flexibilidad existente a la finalización del leasing para empresas son otros poderosos elementos a tener en cuenta en el momento de tomar la decisión de contraer un leasing para pymes.

leasing para pymes
leasing para empresas

Saber escoger las mejores condiciones de leasing para pymes

Evidentemente, distintas son las entidades que ofrecen opciones de leasing para empresas y, por supuesto, también existen grandes diferencias tanto cualitativas como cuantitativas entre unas y otras por lo que saber escoger la mejor opción se tornará indispensable para realizar una buena operación para los intereses propios.

La mejor forma sin duda de acceder a las mejores opciones de leasing para pymes es hacerlo con el asesoramiento y la gestión de profesionales especializados, profesionales especializados como por ejemplo los que se ofrecen desde Kontactalia Finance.

Y es que, sin duda alguna, no debe desdeñarse para nada la importancia de enfocar estas operaciones desde un asesoramiento y gestión altamente profesionalizada pues tal y como se decía las diferencias entre las distintas propuestas de leasing para empresas que se presentan son muy diferentes y no realizarlo así puede llevar a comprometerse con opciones que puedan resultar no muy convenientes o cuanto menos no las más óptimas para la empresa contratante. De modo que, bien se hará de ponerse en manos de los mejores especialistas y obtener las mejores propuestas y las mejores condiciones en leasing para pymes.


Background